Taller de encuadernación en Cangas de Onís.

A veces es importante darte cuenta de la suerte que tienes de trabajar en lo que amas y este fin de semana me he dado cuenta de ello.
Viajé desde Bilbao a Cangas de Onís para impartir un taller de encuadernación con un grupo de mujeres maravillosas y ver la ilusión con la que me recibieron y sus ganas fue algo único.
He disfrutado de cada momento y ellas también. Volveré seguro, tienen muchas ganas de seguir aprendiendo. La ilusión se contagia y como siempre digo es adictiva.
Chicas gracias por compartir vuestro tiempo conmigo.

 

 

Deja un comentario